Mi perro, mi amigo, mi responsabilidad

Mi perro, mi amigo, mi responsabilidad
El tener una mascota tiene muchos significados. Una mascota es compañía, es cariño, protección y también amistad. Pero hay un significado con el cual debemos identificarnos todos: una mascota es una responsabilidad. A cambio de esa amistad que se puede generar con ella, se debe cuidar (alimentación, salud, protección, etc...) como a cualquier integrante de nuestra familia. No es sólo por el vínculo que se genera, sino que la tenencia responsable es una característica moral y éticamente superior a la relación con el propio animal, es una característica que nos ayuda a establecer una mejor relación global con el mundo animal y natural que nos rodea.
Y decimos ético porque la tenencia responsable está amparada por la ley. En Santa Fe podemos encontrar diversas ordenanzas y resoluciones vinculadas al cuidado y respeto animal. Las distintas ordenanzas dictadas por el Concejo Municipal de Santa Fe hacen referencia a campañas de vacunación y castración gratuitas (Resoluciones 14.663 y 14.664 entre otras), prohibición de vehículos con tracción a sangre (Ordenanza 7.376, y Resolución 13.357), programas de tenencia responsable de perros y gatos (Resolución 11.857), prohibición de animales en circos y de carreras de perros (Ordenanzas 10.884 y 11.532 respectivamente), por ejemplo.
Desde Municipalidad promueven un paseo responsable con correa y bozal, vacuna antirrábica y elementos para recoger los excrementos. Y atienden las necesidades con programas de castración gratuitas y campañas antirrábicas.
Podemos ver que estos consejos actúan no sólo sobre el animal sino sobre terceros y sobre el cuidado del medio ambiente. Pero más allá de estas herramientas que ayudan a concientizar sobre la responsabilidad en el cuidado de los animales, el resto nos toca hacerlo nosotros. Por ejemplo: saber sobre las necesidades específicas de las razas, conocer sus características particulares para poder brindar un adecuado espacio, alimentación y cuidados, se suman a la necesidad afectuosa que deberemos cubrir y que deberemos tener en cuenta a la hora de adquirir un perro.
Por eso no olvidemos y ayudemos a difundir el mensaje: cuando se adquiere un perro, se gana un amigo y también una responsabilidad. Evitemos el abandono y el aumento de los perros callejeros, cuidémosnos nosotros, nuestros perros, nuestra ciudad.
Fuente: Ubife

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code